sábado, 17 de mayo de 2008

me acerco casi ciego
al borde de la noche.
tanteo con manos de
sueño tu risa constelada.
vivo en ese espacio lo añorado.
y te quiero.

2 comentarios:

Marie dijo...

a mi también me pasa
y desde que leí el principito,
no dejo de asociar
la risa y las estrellas
como si ese tintineo
fuera la expresión
de una carcajada
cósmica y cascabelera.
Si, si
definitivamente
mientras escribo
Orión me guiña un ojo.

un beso, Nico
desde el balcón.

Charls dijo...

vivir lo añorado.
es soñar, vivir, querer.

afortunado, es Ud.

saludos,

Charls.